En nuestro artículo de hoy os explicaremos qué es la llamada tecnología «WEB3«. Seguramente habréis oído hablar sobre ella con esa misma expresión, sin tener muy claro a qué se refiere exactamente.

La Web3 es una tecnología de desarrollo de software descentralizado que tiene de base, como no puede ser de otra forma, la tecnología «blockchain«. Esta tecnología está cada vez más en auge entre los programadores informáticos, pero también está llegando al resto de los sectores tecnológicos y de consumo. Todo ello a consecuencia de que esta tecnología te evita tener que depender de ningún gran proveedor de servicios como son Google, Microsoft o Amazon.

Esta gran característica de la Web3 te facilita poder desarrollar servicios en internet como pueden ser aplicaciones móviles, páginas webs o plataformas de cualquier tipo, sin necesidad de acudir a los grandes «titanes» de la industria tecnológica. Otra gran ventaja, aparte de la anterior, es que está dotada de un nivel de seguridad mucho mayor. Es decir, si los servidores de Google donde el usuario tiene alojada su aplicación móvil o su web son atacados, caerá y no se podrá hacer nada hasta que Google restablezca sus servidores. Sin embargo, con esta nueva tecnología se evitan estos riesgos – entre muchos otros-, puesto que es imposible poder atacarlo y hacer que éste se caiga.

Nuestros lectores se preguntarán el porqué de lo anterior y la respuesta es muy sencilla. Este sistema, como se ha comentado en anteriores artículos de esta sección, cuenta con una virtud que es que el alojamiento de tu página web o aplicación está “troceado” en millones y millones de partes. Por lo tanto, no está todo en un único sitio como sucede en la actualidad con la vulnerabilidad que todo ello conlleva.

A grandes rasgos, podemos resumir los méritos del negocio inherente a este nuevo sistema para los usuarios en dos vertientes:

 – Por un lado, el usuario contará con una mayor descentralización de su software e independencia de cualquier gran coloso de la tecnología actual. Lo que eliminará casi por completo los costes que eso supone a día de hoy conllevando todo ello un enorme ahorro. Esto permitirá que se puedan afrontar proyectos más complejos y de consumo y transmisión de datos mucho más amplios con un gasto casi de cero. Asimismo, atribuye la posibilidad de que sin apenas presupuesto para tu proyecto tecnológico puedas crearlo de una forma más libre y sin tantas limitaciones.

– Por otro lado, la Web3 es un sistema en el que la monetización y el rendimiento económico del proyecto que lleves a cabo que puedas supondrá que podrás llegar a crear más contenido de una forma más constante y segura que te permitan alcanzar unas facturaciones más beneficiosas. Con este sistema podrás tener una independencia económica y técnica superior a la que se tiene en el momento actual.

 

 

Foto de Miguel Á. Padriñán en Pexels
Abrir chat