Desde la reforma del Código Penal en 2010, las empresas pueden ser penalmente responsables de determinados delitos que se produzcan bajo su estructura, por sus empleados, directivos o administradores.

Por ello, la posibilidad de atenuar o incluso eximir esta responsabilidad penal de las personas jurídicas en caso de que la misma cuente con un adecuado programa de cumplimiento normativo o Compliance ha venido ganando importancia, hasta llegar incluso a convertirse en una ventaja competitiva frente a otras empresas.

La legislación exige los mismos requisitos a las grandes y a las pequeñas empresas; sin embargo, muchas PYMES consideran que no tienen los medios, los recursos o el tiempo para crear programas de cumplimiento adecuado, y aquí es donde contar con un buen asesoramiento en la materia se vuelve vital.

La creciente internacionalización de las PYMES y la posibilidad de saltar fronteras simplemente con una página web, ha incrementado los contactos extranjeros en las medianas y pequeñas empresas: socios, proveedores y clientes. Con ello, aumenta el riesgo de que se produzcan conductas sancionables, como el blanqueo de capitales, la corrupción o el soborno. Incurrir en alguna de estas conductas, aunque solamente sea a través de la relación con otras compañías, puede suponer un gran perjuicio, no sólo penal y económico, sino también reputacional para una PYME.

Del mismo modo, la digitalización introduce nuevos problemas con los que las empresas tienen que lidiar, con independencia de cuál sea su tamaña. Así, el tratamiento de los datos personales debe respetar normativas cada vez más estrictas, tanto en lo relativo a la obtención de los datos como al posterior tratamiento de los mismos.

Adaptar el negocio a estas políticas de cumplimiento normativo, establecer canales adecuados de denuncia, formar a directivos y trabajadores y auditar la adecuada ejecución de los programas se convierte en un valor añadido para las PYMEs, al tiempo que disminuye el riesgo de que la empresa se vea afectada por sanciones que pueden poner en juego la continuidad de la empresa o incluso implicar el cese de la actividad.

En Mithra Legal Advisors podemos ayudarte a elaborar un Compliance Penal adecuado y adaptado al tamaño y actividad de tu empresa:

  • Análisis de riesgos
  • Código de Conducta y Manual de Prevención de Blanqueo de Capitales
  • Canal de denuncia
  • Formación
  • Auditorías internas e informes de evaluación continua
Abrir chat