Hoy hablaremos de cuáles son los pasos a seguir para poder desarrollar tu idea de negocio y, para no hacerlo demasiado largo para nuestros lectores, lo vamos a dividir en dos partes: estrategia e implementación.

Hablando de la estrategia de tu idea de negocio lo que tienes que tener en cuenta primero es siempre si tu idea ya existe o es similar a otros modelos de negocio. Para eso lo que tienes que hacer es un pequeño estudio de mercado por sectores. En este estudio tienes que buscar qué empresas ya están dando el mismo servicio o similar y ver qué impacto han tenido o tienen en el momento que lo estás buscando. También tienes que tener en cuenta cuántas empresas lo intentaron antes que tú (si es el caso) y analizar porqué no les acabó de funcionar su idea de negocio.

Una vez sepas cuál es tu posible competencia y en qué mercados están instaurados, tienes que analizar cuál puede ser el core de tu negocio. Normalmente las ideas de negocio que funcionan de una forma mucho más longeva y sostenible son las ideas que se focalizan en un servicio o producto y no tanto en dar todo tipo de servicios y productos aunque estén en el mismo sector y sean parecidos. El primer error suele ser pensar en abarcar de todo un poco. Esta parte puede ser interesante en la etapa de tu empresa cuando ya lleves más tiempo y estés mucho más consolidado. Lo recomendable es siempre focalizarte en un sector y target concreto. Ahí es donde entra la especialización de un servicio o producto.

La siguiente fase es en la que estaríamos hablando de los posibles costes que tienes a la hora de desarrollar tu idea de negocio. Aquí lo que tienes que tener en cuenta es las personas que necesitas para llevarlo a cabo y los costes en servicios externos que puedas llegar a necesitar (asesorías, alojamiento en internet, marketing, etc.) y los costes de producción, aparte del personal, si necesitas alguna materia prima para crearlo o equipamiento de algún tipo.

Una vez que tengas claro y analizado esta parte, lo siguiente que tienes que hacer es un plan de marketing y ventas iniciales en el que tendrás que ver qué rangos de precios está ofreciendo tu competencia por el mismo producto o servicio. Es importante que conozcas también de qué forma lo están enfocando para llegar a su target final. En esta parte muchas veces se tiende a querer ir a lo más fácil e ir con unos precios mucho más bajos que la competencia para así captar más rápido a tus futuros clientes. Es una posible estrategia siempre y cuando tengas claro el coste económico y humano que vas a necesitar para poder ofrecer la misma calidad o superior por un precio mucho menor. Por ello es recomendable en estos casos tener bien analizados los costes de producción (servicios o productos) y ver de qué manera se puede ser más eficiente y rápido que la competencia. Sin embargo, lo que nunca es recomendable es optar como estrategia comercial y de marketing ser el más barato porque a medio plazo te va acabar penalizando y si posteriormente quieres paliar esa situación con una subida de precios muy eleveda, es posible que acabes liquidando tú mismo tu negocio.

Otra de las cosas que tienes que tener en cuenta es la financiación y/o liquidez de tu nuevo negocio. Tienes que hacer todos los números necesarios de costes de producción para luego saber qué financiación necesitas para poder llevarlo todo a cabo sin verte en la necesidad de volver a solicitar financiación al poco de haberlo hecho. Cabe mencionar que si los inversores ven que les pediste la financianción de  X  cantidad y, al poco tiempo, vuelves a pedirles sin ver avances significativos con la primera financiación, te será mucho más difícil que te la concedan las próximas veces. Por eso es fundamental tener bien dimensionados los costes e ingresos de tu negocio. Nuestro consejo es siempre tener en cuenta los costes poniéndolos lo más elevado de lo que puedas llegar a pensar y los ingresos situándolos algo más bajos de lo que tú puedas pensar que puedas llegar a generar.

Próximamente continuaremos con este tema en el que hablaremos de la parte económica. ¡No te lo pierdas!

Abrir chat